Lo bueno de trabajar en una oficina

No sé si será verdad o solo es cosa mía, pero me he dado cuenta que una joven cuando no quiere seguir estudiando la decisión está clara, o se va a estudiar peluquería, o se va a realizar un módulo, bien sea de grado medio o de grado superior de administrativa. Y los chicos o bien van a estudiar un módulo de mecánica que no dura nada o bien un grado medio o superior de administrativo. Sueñan con ser o peluqueras o administrativos. De verdad que es la percepción que tengo o lo que yo veo en los jóvenes cada comienzo de curso.  selfpaper (2)

Y es que es normal ya que al no querer seguir estudiando es donde encuentran un futuro. El propio centro al terminar el módulo les consigue plazas en una empresa o peluquería para realizar las prácticas necesarias, y oye es verdad que a alguno le ha tocado la flauta y se ha quedado con contrato indefinido. La verdad que viéndolo así no hay mal que por bien no venga. Y es que desde luego cualquier madre de un hijo que no quiere seguir estudiando, es una vía que no resulta para nada desagradable ya que el niño o la niña queda con suerte bien colocada.

Y es que no es lo mismo irte  a trabajar con los albañiles que levantarte por la mañana ponerte guapo e ir a trabajar dentro de una oficina. La verdad que no es lo mismo si ponemos a comparar los trabajos y si encima en la empresa en la que trabajas te ofrecen un buen material de oficinas pues ya apaga y vámonos. Porque el trabajo realizado no es que vaya a quedar bien sino muy bien. Y es que todo el que trabaja en una oficina sabe de lo importante que es trabajar con un buen material y sobre todo si eres novato. No tienes la misma soltura en utilizar según qué cosas. No es la primera vez que alguna gente que comienza a trabajar en una oficina las ha liado pardas. En fin todo lo trae luego la experiencia y las horas que tengas que echar. Lo importante de todo es que esos niños por lo menos deciden asegurarse un trabajo para el día de mañana y por suerte no se quedan en casa viéndolas venir como lo hacen un pequeño porcentaje de los jóvenes de hoy en día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *