Qué considerar al contratar un rececho

Antes de contratar un recuperador es importante tener en cuenta varias cosas importantes, que pueden hacer nuestra recuperación lo más agradable posible o en contra, se convierte en una situación amarga y desagradable, difícil de olvidar. Es aconsejable tener en cuenta varios puntos que se detallan a continuación y que pueden ayudarle a tomar decisiones.

Puedes contactar con profesionales como El Crespo, es lo mejor. Simplemente porque un profesional que se dedica a la caza, vive y se gana la vida gracias a ella, si vive mucho tiempo, es porque algo tiene que estar bien, la continuidad en un trabajo es esencial. Hoy en día, hay mucha gente que intenta huir de todo, vender cualquier cosa, aunque no conozca todos los factores. Si tuvieras dolor de muelas, ¿buscarías a alguien que te dijera que puedes resolver el problema en casa? Puedes resolver el problema, pero normalmente vas a un dentista, no a un maestro “lento”.

Una empresa que se enorgullece de sí misma, cuando se pone en contacto con su manager, nunca intentará vender su juego, ni le pondrá nada en los ojos, sino que sólo le hará varias preguntas, tales como: qué quiere cazar, fecha aproximada, estado físico, tipo de taxidermia que quiere hacer con el animal, calidad del trofeo, presupuesto estimado, y de acuerdo a todas las preguntas que se le hagan, el profesional deberá informarle de lo que es más interesante para usted y responder a lo que está buscando en el periodo.

Si quieres cazar una gamuza y hacer taxidermia desde el pecho, lo normal es que no se ofrezca a cazar en primavera, queriendo venderte algo, aunque no es lo que necesitas en este momento dice mucho sobre la empresa, y no es bueno.

Como dicen, “Nadie da cuatro pesetas con fuerza”. Hay muchos “vendedores de humo” y cada día más, los que intentan vender tallos o cazar sin haber estado nunca en este destino, sin tener la menor idea de cómo funciona, qué tipo de animales existen, garantías, al fin y al cabo son comisionados o recolectores de granjas, a los que no les importa el final de su cacería.

Ellos le prometerán oro y moros a precios muy por debajo de los del mercado. Cuando vas a la granja a cazar, encuentras los peces, ellos te hacen perder el tiempo y el dinero, y si reduces algo, ciertamente no es lo que contrataste o tenías en mente.Exigir a la empresa que le envíe un contrato que refleje todo lo que se ha dicho y acordado, así como las condiciones generales de los palos, que están incluidos y que no lo están, con el fin de evitar sorpresas desagradables el día del acoso, si se trata de un precio cerrado, si hay un coste aparte….

Asimismo, la empresa le informa de la documentación que debe llevar consigo en esta zona concreta de caza y que debe solicitar antes de la cacería, en caso de que no disponga de licencia, seguro, etc., y que se le informa de que la cacería es una condición imprescindible para poder realizarla, de lo contrario no se podrá realizar.

Antes de retirar el arma debe haber completado la autorización de la reserva en cuestión, así como el “profesional” debe presentar el sello que se utilizará cuando el animal sea bajado y que coincida con el número de reserva de la autorización.

Hay varias cosas a considerar cuando se contrata a un cobrador. Si hay un problema legal en el terreno, usted es directamente responsable, ya que es usted quien caza, el “profesional” no está cazando, tenga mucho cuidado con esto. El desconocimiento de la ley no le exime de sus obligaciones.