CONSEJOS PARA COMPRAR UN MARTILLO

Si hay una herramienta básica en la caja de herramientas que compramos en nuestra ferretería de confianza, es un martillo. De esta manera, si quieres empezar a comprar tu propia caja de herramientas, deberías considerar comprar un martillo debido a todas las funciones que puedes realizar con él.

QUÉ BUSCAR AL COMPRAR UN MARTILLO

Para ayudarte un poco en el proceso de compra y saber qué martillo elegir, te romperemos un poco todas las opciones que tengas para que conozcas mejor el martillo que más te interesa.

Diferentes partes del martillo

El martillo consiste principalmente en la cabeza y el mango. Dependiendo de la tarea que realicemos más a menudo, elegiremos un tipo de cabeza u otro.

En este caso, podemos encontrar martillos de bola, que tienen en un lado una bola ideal para trabajar la placa o para los mecánicos y cerrajeros que quieren dar forma a su trabajo. Un martillo de carpintero particularmente útil para clavar y, por último, el martillo del capellán, mucho más blando, pero utilizado principalmente para trabajos de desabollado.

Además de estos martillos, encontramos una maceta tipo martillo que generalmente es bastante común en el gremio de albañilería, debido a la facilidad con la que puede realizar trabajos de demolición, ya que tiene dos extremos iguales que están perfectamente equilibrados para provocar impactos mucho mayores.

Finalmente, el martillo con orejas es el más utilizado por los carpinteros porque tiene dos dientes especiales en un lado de la cabeza para quitar los clavos. Además de este uso, tiene un valor significativo en las tareas domésticas debido a la versatilidad con la que cuenta.

Estos son los martillos más comunes que se pueden encontrar en cualquier tienda, pero aunque hay muchos otros, que suelen ser profesiones muy especiales, lo importante como con cada herramienta, es tratar de diferenciar primero lo que necesitamos para nuestro trabajo y una vez que tengamos esto claro, hacer la compra que nos pueda ayudar más con ella.