Información sobre las ardillas.

En éste artículo hablaremos sobre la alimentación y cuidados de las ardillas, un animal que podemos tener perfectamente en nuestro hogar.

Alimentación de las ardillas

Deben comer al menos un cuarto de su peso (si pesa ciento veinte gr debería comer 30 gr) de los siguientes alimentos.

Pienso para ardillas. Se débito elegir un pasto de calidad. Deuda ser la base de la alimentación pero no lo único que coman. Frutas y verduras. Pueden comer: canónigos, acelgas, hojas de zanahoria, diente de león, espinacas, brocoli, pimientos, rúcula, tomates (no la planta que es tóxica), frutos de arbolado, nueces, zanahoria, uvas, fresas, manzana, plátano, pera, badea, melón, piña, mango y papaya. Se pondrá una cuota al día y se retirarán los restos del día anterior para que no se pudran. La ración se deuda ajustar para que no lo guarden en su nido y acabe pudriéndose en aquel lugar. Proteína de origen animal. Se les puede poner una bola de heno light de cachorro o gato, germen puchero con cubierta o insectos. Se dará tres veces a la hebdómada a animales adultos sanos o a diario si están enfermos o son jóvenes. Aporte gratificación de calcio. Se les puede dar queso fresco exento sal, concha de embrión, yogurt, caseína en polvo o preparados calcio. Se dará un vez a la hebdómada a animales adultos sanos o a diario desprovisto son jóvenes o excesivo mayores. En animales ancianos se pasivo controlar que no tengan problemas cálculos para darles el comparsa de calcio. Cereales y semillas. Con moderación o a modo galardón se les puede dar: Nueces, avellanas, castañas (sin corteza), pipas o grano. Nunca deben comer Chocolate, alimentos preparados, ensaladas aliñadas.

Agua

Deben tener eternamente agua limpia a su disposición que obligación cambiarse al menos cada dos días. Si el linfa del grifo no es de buena calidad se le debería dar embotellada.

 

Alojamiento

Podemos alojar a la petigrís en una jaula o en un ámbito amojonado con paneles de rejas, se recomienda que estos no tengan más de 1cm de separación, y a ser posible que los barrotes estén en decúbito y no en erguido, ya que así pueden trepar por ellos.

jaula para ardillasLas medidas mínimas para una jaula para una petigrís son 1,20 metro de alto x 60 cm de apaisado x cuarenta cm de profundidad. Si tenemos más de una petigrís, la jaula cargo ser más grande.

Las jaulas para ardillas que hay en el mercado suelen ser conveniente pequeñas, se recomienda usar jaulas pajareras para pájaros exóticos de capacidad pequeño.

 

Otra alternativa es contruir una jaula habitante, para la reja es mejor usar malla galvanizada con uniones electrosoldadas y forrada de expresivo oscuro ya que, si no está forrada, la ardilla se puede lastimar alguna garra o inclusive se podría cortar. Se aconseja además que el recubrimiento pástico sea oscuro (verde o negro) puesto que permite ver mejor el interior de la jaula ya que las metálicas reflejan la luz.

No se recomiendan las jaulas que tengan pisos, porque lo importante es que la ardilla pueda saltar de un lado a distinto y que así se ejercite.

Debemos colocar la jaula para ardillas en un sitio ventilado pero remotamente de las corrientes de aire, en un sitio claro y adonde no haya mucho ruido.

 

Ramas para trepar/roer y baldas de quietud.

Se recomienda usar ramas de árboles frutales a modo el manzano, peral, cerezo, ciruelo. También se puede usar salce, haya, chopo o eucalipto. No debería usarse nunca: pino, cedro, árbol o melocotonero.

Se deben sujetar las ramas con guarnición a la jaula para que no se caigan cuando la petigrís salte y puedan hacerle alguno daño.

Las baldas de descanso deberán ser de los mismos materiale. Nunca se deben usar maderas tratadas o barnizadas.

Lecho En el fondo de la jaula o en una salva se pasivo poner un sustrato en que irán a parar las heces y la meada de las ardillas aun, tal son asaz limpias, seguramente eternamente lo harán en las mismas esquinas. Poniendo una esquinera haremos más asequible de limpieza de la jaula, puesto que así el resto no se pone sucia con el paso de los días.

Se recomienda usar: papel o una mezcla de heno, muchedumbre y corteza de árbol (de los recomendados).

Si la salva tiene una profundida de más de 10 cm las ardillas serán más felices haciéndose túneles y escondiendo comida en aquel lugar.

Nunca usar tanto lecho limaduras agarrotar, arena de gato, virutas de viga o limaduras suelto ya que les pueden provocar diversos problemas serios de fortaleza.

Se recomienda cambiar la batea adonde hace sus necesidades al menos una vez a la semana y limpiarlo todo una vez al mes. Para limpiar se débito usar un jabón indefinido.

Refugio o barraca El asilo es bastante forzoso hoy que es en donde las ardillas se sienten seguras y duermen. Suelen ser casitas de madera, las más recomendables son las que usan para nidificación de aves.

En veranillo se recomiendan las casetas de viga que les colaboración a mantenerse frescas.

Debe haber eternamente una caseta libre, puesto que les gusta de vez en en el tiempo que cambiar de casa. Si tenemos un ardilla es adecuado tener al menos 2 casetas y si tenemos 2 ardillas, deberíamos tener al menos tres

Las casetas deben alojarse en varias alturas y con al menos 20 cm de espacio dentro ellas. Deben ser amplias, para admitir la congelación y el almacenaje de comida.

En invierno es íntegramente desaconsejable ponerle algodón o fibras porque se lo podrían comer y ahogarse o complicar de por medio las patas y producir amputaciones. Se les puede poners papel de cocina o verde para que les de calor.

Comedero Los comederos que vienen con la jaula suelen ser de flexible. Es aconsejable cambiarlos por otros que no se puedan volcar, tanto por ejemplo pequeños cuencos de arcilla.

Es bueno tener dos, uno para el forraje y ajeno para las verduras. Los comederos deben vaciarse y lavarse a diario.

Bebedero Lo más profiláctico es ponerles un biberón de agua para roedores de al menos 250 cc. Los bebederos se deben lavar al menos una vez a la semana.

Higiene

Las ardillas son animales muy limpios, por lo que evitaremos el baño a menos que sea estrictamente necesario. Para su limpieza podemos utilizar toallitas de bebés.

Las ardillas son muy propensas a los resfriados, si pasan frío y se mojan pueden sufrir una neumonía que puede ser mortal.

En verano se les puede poner un cuenco con 1cm de agua, porque si tienen calor mojan sus patas y se lavan ellas mismas para refrescarse.

Comportamiento

Las ardillas son animales muy inteligentes y curiosos, que necesitan entretenerse, salir y explorar sitios nuevos si queremos tenerlos en perfecto estado de salud, tanto físicamente como mentalmente.

Necesitan juegos entretenidos, como un trocito de fruta dentro de una caja, para que ellos investigen como abrirla y así estimulares mentalmente.

Además es imprescindible que tengan sus horas de salida. Para que puedan hacer ejercicio.
Debes tener cuidado durante sus salidas con:

Ventanas y puertas. Se deben cerrar para que no puedan escaparse, al ser muy ágiles y pesar poco, escalan bien por las cortinas.
Huecos y recovecos. Como detrás de los muebles o debajo del sofá.
Botes, botellas, vasos, etc. Por su caracter curioso, se meterán dentro de todo, se deben cerrar porque pueden tener sustancias nocivas para ellos.
Al principio y hasta que se acostumbre nosotros se debe tener mucha paciencia. Para volver a cogerla o que se acerque a ti, no te olvides nunca de tener preparado algo que les guste mucho, como por ejemplo fresa. Lo ideal es tener preparado una cajita larga, con una pequeña fresa al final o algo de yogur, pues es un buen método para poder coger a la ardilla sin estresarla mucho y sin que se sienta acosada.

Las ardillas son animales muy activos en los meses de calor, sin embargo en los meses de frío apenas salen de su caseta, pues duermen mucho más. En periodos de hibernación pueden ser algo agresivas, por lo que tendremos que tener cuidado cuando vayamos a manejarlas ya que pueden morder.

Las ardillas con poco tiempo salida de la jaula y/o jaulas pequeñas y/o poca actividad desarrollan comportamientos estereotipados. Son movimientos rítmicos y repetitivos, síntoma de que el animal está psicológicamente mal y por tanto necesita más atención y un cambio positivo del entorno.